Debido a que la vitamina D es soluble en grasa, se considera que se absorbe más eficientemente al ingerir un alimento graso o la principal comida del día. Puesto que todos nuestros productos Ddrops® se fabrican únicamente con dos ingredientes (vitamina D y aceite de coco fraccionado), ya nos ocupamos del tema porque el aceite de coco es una grasa saludable.

¿Puedo administrar la gota directamente en la boca?

Sabemos que puede ser difícil intentarlo con un bebé, especialmente si hay que administrarle algún medicamento. Una de las principales ventajas de Ddrops® (además de contener la dosis en una gota diminuta) es que no tiene sabor, por lo que su bebé o hijo ni siquiera advertirá que está tomando vitamina D.

Los productos Ddrops® se diseñaron para colocarse primero en forma de gota sobre una superficie limpia y, luego, disfrutarla, en lugar de dejarla caer directamente en la boca de la persona. Este método seguro impide que el gotero Euro DdropperTM entre en contacto directo con la boca y, a la vez, previene que el envase se contamine. Asimismo, este método permite verificar fácilmente que la cantidad de gotas que se administra del Euro DdropperTM corresponda a la dosis exacta recomendada, en todas y cada una de las aplicaciones. Si todavía tiene problemas, haga clic aquí.

Más información sobre la vitamina D

La vitamina D es una vitamina soluble en grasa, presente de forma natural en muy pocos alimentos, añadida a otros tipos de alimentos (como los fortificados) o disponible en ciertos complementos nutricionales, como Ddrops®. También se produce de forma natural cuando la piel se expone a los rayos ultravioletas (UV) del sol; sin embargo, esta no es la opción más segura, especialmente en bebés y niños.

La vitamina D estimula la absorción del calcio a la vez que mantiene una concentración adecuada de calcio y fosfato para permitir la mineralización ósea normal, lo que contribuye a prevenir la tetania por hipocalciemia[1]. También cumple una función en el crecimiento del hueso y la remodelación ósea por parte de los osteoblastos y osteoclastos[2]. Si no reciben suficiente vitamina D, los huesos pueden perder masa ósea y debilitarse, por lo que podrían fracturarse fácilmente. La vitamina D puede ayudar a prevenir el raquitismo en niños y la osteomalacia en adultos. De forma conjunta con el calcio, una concentración adecuada de vitamina D también contribuye a proteger a los ancianos contra la osteoporosis[3]. Para obtener más información sobre la vitamina D, haga clic aquí.

_______________________

[1] Instituto de Medicina, Comité de Alimentos y Nutrición. Dietary Reference Intakes for Calcium and Vitamin D. Washington, DC: National Academy Press, 2010.

[2] Cranney C, Horsely T, O’Donnell S, Weiler H, Ooi D, Atkinson S, y col. Effectiveness and safety of vitamin D. Informe de evidencia/evaluación de tecnología n.° 158 preparado por el Centro de Prácticas Basadas en la Evidencia de la Universidad de Ottawa conforme al contrato n.° 290-02.0021. Publicación de AHRQ n.° 07-E013. Rockville, MD: Agencia de Calidad e Investigación de la Salud, 2007

[3]. Oficina de Complementos Nutricionales: Vitamina D. Vitamin D — Health Professional Fact Sheet. Institutos Nacionales de la Salud: Oficina de Complementos Nutricionales, 10 de noviembre de 2014. Web. 8 de enero de 2016.