Nos hacen esta pregunta con bastante frecuencia. Ello se debe a que, al abrir por primera vez el envase de Ddrops®, podría parecer que está parcialmente lleno o casi vacío. Pero quédese tranquilo: el producto Ddrops® que compró es perfectamente normal. Todos nuestros productos Ddrops® se llenan con la cantidad específica de dosis que se indica en el envase, la caja y el prospecto. Los envases no se llenan hasta el tope, por lo que podría parecer que están parcialmente llenos. Esto simplifica el uso, optimiza la seguridad y facilita la lectura del prospecto. Si fabricáramos envases más pequeños, nuestros clientes tendrían dificultad para sostenerlo y para administrar el producto a sus hijos.

Si, presuntamente, el envase contiene 90 gotas, contendrá 90 gotas como mínimo. En realidad, contendrá algunas dosis más que las indicadas en el envase. Entonces, por ejemplo, 90 dosis de Baby Ddrops® equivalen a tan solo 2.5 ml de líquido, que es el volumen que colocamos en un envase de 10 o 15 ml. Por consiguiente, el envase de Baby Ddrops® parece contener solo 1/4 de líquido, pero es así por motivos de diseño.  Siempre verifique que el anillo de seguridad esté intacto al abrir el envase por primera vez.

Además, tenga en cuenta que cada gota cuidadosamente medida de Ddrops® equivale a tan solo 0.03 ml de vitamina D líquida, en oposición a 1 ml completo de líquido, como muchos otros complementos vitamínicos líquidos disponibles en el mercado. Asimismo, no agregamos ingredientes adicionales (además del aceite de coco fraccionado y la vitamina D). Los productos Ddrops® no contienen aditivos, conservantes, saborizantes ni colorantes artificiales, y tampoco contienen los alérgenos más comunes, como maní, maíz, soja y lácteos, por lo que son ideales para toda la familia.